Preguntas Frecuentes

¿Es obligatoria la participación de la ciudadania en todo el proceso constituyente?

Hasta el momento, solamente se encuentra establecida la obligatoriedad del plebiscito ratificatorio de salida, en el cual se someterá a la aprobación de la ciudadanía el texto de la Nueva Constitución.

De esta forma, a la fecha, no se ha definido la obligatoriedad de participación en las demás instancias, razón por la cual, de no mediar cambio alguno debiera aplicar la regla general para los sufragios en nuestro país, la cual indica que la participación es de carácter voluntaria.

¿Qué significa la “hoja en blanco”?

Uno de los puntos más debatidos en relación al Acuerdo es la denominada “hoja en blanco”. Dicho término hace referencia a que el trabajo que realice el órgano constituyente comenzaría “de cero”, y no sobre la base de la Constitución vigente. La denominada “hoja en blanco” se encontraría recogida en el N°7 del Acuerdo, el cual señala que una vez entrada en vigencia la Nueva Constitución, la actual quedaría derogada orgánicamente.

¿Quienes podrán ser electos como miembros del órgano constituyente?

Hasta el momento, se ha hecho referencia a que los parlamentarios y la ciudadanía en general podrían integrar la convención constituyente que corresponda. Sin embargo, aún queda por definir si dichos miembros requerirán cumplir con algún tipo de requisito, como por ejemplo, los requisitos para cargos de elección popular, los establecidos para ser funcionario público, el contar con ciudadanía chilena, entre otros.

¿Existirán cuotas reservadas para algún grupo en especifico dentro del órgano constituyente?

Sí, existirán cuotas reservadas para pueblos originarios dentro de la composición final del órgano constituyente.

En efecto, el día 23 de diciembre de 2020 se publicó en el Diario Oficial la Ley 21.298, la cual modifica la Constitución para reservar escaños a representantes de los pueblos indígenas en la Convención Constitucional y para resguardar y promover la participación de las personas con discapacidad en la elección de convencionales constituyentes.

De esta manera, dicha ley establece que la Convención Constitucional incluirá, dentro de sus 155 cupos originales, 17 escaños reservados para los pueblos indígenas reconocidos en la Ley Nº19.253 a la fecha de la publicación de la reforma.

Dichos pueblos son los siguientes: (i) Aimara; (ii) Mapuche; (iii) Rapa Nui; (iv) Quechua; (v) Lican Antay o Atacameño; (vi) Diaguita; (vii) Colla; (viii) Chango; (ix) Kawashkar; y (x) Yagán o Yámana.

A su vez, para garantizar la paridad en estos escaños, se establece que cada candidatura deberá inscribirse designando una candidatura paritaria alternativa del sexo opuesto, que cumpla con los mismos requisitos de el o la candidata a que eventualmente deba sustituir por razones de paridad.

Por su parte, El Servicio Electoral determinó los diecisiete escaños reservados para pueblos indígenas, el día 26 de diciembre, descontando dichos escaños de los distritos electorales con mayor proporcionalidad de personas mayores de 18 años declaradas indígenas respecto de su población general en el último Censo de 2017, hasta completar el número de escaños establecido. Para ello, según la reforma solo podía descontarse un escaño por distrito, y no podía descontarse ningún escaño respecto de los distritos electorales que elijan tres convencionales.

De esta manera, se descontó un escaño, a efectos de reservarlo para los pueblos originarios, en los siguientes distritos:

  • Distrito 3, de la Región de Antofagasta
  • Distrito 4 de la Región de Atacama
  • Distrito 5 de la Región de Coquimbo
  • Distrito 7 de la Quinta Región (incluyendo Isla de Pascua y Juan Fernández).
  • Distritos 8, 9, 10, 12,13 y 14 de la Región Metropolitana
  • Distritos 20 y 21 de la Región del Biobío
  • Distritos 22 y 23 de la Región de La Araucanía
  • Distrito 24 de la Región de Los Ríos
  • Distritos 25 y 26 de la Región de Los Lagos

Finalmente, los 17 escaños se repartirán de la siguiente manera: (i) 7 escaños para el pueblo mapuche; (ii) 2 escaños para el pueblo aimara; (iii) 1 escaño para cada uno de los demás pueblos. Lo anterior, se realizará por cada pueblo originario en base a las regiones determinadas por la misma ley.

¿Cómo se efectuaran las elecciones de los candidatos al órgano constituyente?

De acuerdo al punto N°4 del Acuerdo, ya sea que se trate de una Convención Mixta o una Convención Constituyente, en ambos casos los miembros que compongan el órgano constituyente serán escogidos democráticamente por medio de elecciones, a través del sistema establecido para la Cámara de Diputados.

Lo anterior significa que el órgano estará conformado en principio por 155 miembros (número de diputados vigente en Chile), cuya elección se hará en base a la distribución de circunscripciones territoriales establecidas para las elecciones de la Cámara de Diputados.

¿Qué significa, en la practica, el quorum de 2/3 que el Acuerdo exige para el órgano constituyente?

En términos prácticos, esto significa que los miembros del órgano constituyente deberán llegar a un acuerdo del 66,6% de los votos para aprobar las materias que incluirá la Nueva Constitución.

¿Qué sucederá con las personas que tengan actualmente cargos públicos y decidan postularse como miembros del órgano constituyente?

En ese caso y para evitar posibles conflictos de interés, el Acuerdo señala que todos quienes ocupen cargos públicos o de elección popular cesarán, por el solo ministerio de la ley (es decir, de forma inmediata) en sus cargos, desde que presenten su candidatura al Servicio Electoral.

Con ello, se evitaría que continúen en el cargo mientras se efectúen las candidaturas. Además, se debe destacar que el Acuerdo señala que quienes sean electos como miembros del órgano constituyente se verán inhabilitados para ser candidatos a cargos de elección por el plazo de un año contado desde el término del órgano constituyente

¿Cómo se va a materializar el Acuerdo, si la actual Constitución no establece la posibilidad de plebiscitos o convenciones constituyentes?

Para la ejecución del Acuerdo, dentro del marco jurídico de nuestro país, los partidos políticos han comprometido sus votos para la elaboración de una ley de reforma constitucional que modifique el Capítulo XV de la actual Constitución, el cual regula las reformas constitucionales. Lo anterior, a fin de permitir la dictación de una Nueva Constitución a través de un órgano constituyente.

Asimismo, se requerirá la modificación del actual artículo 15 de la Constitución, a propósito del llamado a plebiscito, para contemplar la posibilidad del plebiscito de entrada y el plebiscito ratificatorio de salida.

Sumado a lo anterior, podrían requerirse leyes complementarias que regulen dichos plebiscitos y la elección de los miembros del órgano constituyente, entre otros puntos relevantes.